El gochu asturcelta pide paso en la cocina

Publicado en Noticias
0

La asociación de criadores asume el reto de que la carne llegue a todos los públicos, tras la recuperación de la raza

Llauréu (Grado),

Lorena VALDÉS

Del restaurante a las mesas de los hogares asturianos. La Asociación de Criadores de Gochu Asturcelta (ACGA), la raza porcina autóctona asturiana, se ha propuesto este año popularizar el consumo de esta carne, hasta ahora producto gourmet. Su reto es aumentar los canales de venta al por menor y que para las familias sea tan fácil encontrar en las carnicerías gochu autóctono como ternera asturiana. Según el colectivo de criadores, sólo un establecimiento, en Grado, vende durante todo el año este manjar, incluido en el selecto club de alimentos de calidad El Arca del Gusto del movimiento internacional Slow Food. El puesto de Carne Gourmet del mercado de Maravillas en Madrid recibe desde hace dos años encargos desde toda España, a través de su página web. En concreto, un particular de Gerona pidió esta semana tres cochinillos. Su precio: 75 euros la pieza.

«El gochu asturcelta se abre hueco poco a poco en el mercado, hay que tener en cuenta que es un producto selecto y por lo tanto no es barato, pero quien lo prueba repite siempre», afirma Isidoro Ruiz de Pascual, propietario de Carne Gourmet. En el mostrador de su negocio, el gochu comparte protagonismo con carnes tan exóticas como la cebra, el ñu, el bisonte de Canadá o el reno de Laponia, pero también con la ternera asturiana.

Nueve años después de que comenzase su recuperación, el gorrino asturiano ha pasado de una población de ocho ejemplares a más de dos mil y ha logrado a través de su sabor y propiedades únicas, tiene unos niveles de grasa y colesterol muy por debajo de los del cerdo común, despertar el interés de todos los públicos. «Se crían en libertad y llevan una alimentación basada en maíz, cebada, avellanas, bellotas y castañas, esto hace que su carne, de color oscuro similar al de la ternera, sea de excelente calidad. Además, como esta raza tiene mayor capacidad de retención de líquido, la carne es más jugosa y tiene un sabor más concentrado», destaca José Iglesias, presidente de ACGA y uno de los pioneros en la cría en el núcleo moscón de Llauréu.

Dentro de su campaña de divulgación de la calidad de los productos de este cerdo de lento crecimiento, que alcanza su mejor momento entre los 13 y los 15 meses, el colectivo ha colaborado en la organización de las I Jornadas de gochu asturcelta de Asturias, que se celebran este fin de semana en Gijón. «Nuestra intención es organizar este evento gastronómico también en Oviedo y Avilés y controlar que toda la carne que se sirva en este tipo de eventos gastronómicos sea de esta raza. No se puede llamar gochu asturcelta a todo los cerdos criados en casa como hacen en algunos restaurantes engañando a los clientes», dice Iglesias.

En total, el Principado de Asturias cuenta actualmente con 115 ganaderos censados. Belmonte, Grado, Grandas de Salime, Cangas del Narcea, Allande y Gijón son algunos de los municipios en los que se crían estos cerdos, caracterizados por sus grandes orejas y su piel manchada, casi negra en los ejemplares de mayor edad.

Entre los proyectos de la asociación también está que los asturianos que vivan fuera de la región puedan disfrutar del sabor de este animal muy vinculado a la vida rural en el Principado. «Estamos en conversaciones para servir la carne en los centros asturianos de todo el mundo», adelanta su presidente.

En la agenda de ACGA también figura la elaboración de una enciclopedia de esta raza en la que se recoja sus características y las peculiaridades de su crianza. Además, el manual contará con recetas elaboradas por reconocidos cocineros.

La carne del gochu asturcelta, de sabor intenso, tiene un alto valor proteico y poca grasa, distribuida de forma uniforme, lo que le convierte en un alimento saludable. El cochinillo es uno de los productos que más expectativas ha generado. Muy diferente al castellano, tanto por raza, pero sobre todo por crianza natural con leche materna, es menos graso y con carne más roja y textura firme.

Fuente: INE.es

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...