El sabor del kilómetro cero

Publicado en Noticias
0

Slow Food Asturias presenta a los cocineros que optan por alimentos locales

14/02/2012 00:00 / Andrea Suárez Oviedo

Alimentos que van de la huerta al plato. Que pasan el mínimo tiempo en transporte y que son mimados en el destino por cocineros que disfrutan ofreciendo una receta con las mejores garantías.

Esa es una definición de lo que pretende ser el sello Kilómetro Cero que lucen algunos establecimientos asturianos y que ayer presentaron desde la Cámara de Comercio de Oviedo a los nuevos cocineros de la causa encabezada por Slow Food Asturias, una organización que pretende contrarrestar el modo de vida que implica consumir comida rápida. Así, tratan de recuperar las tradiciones gastronómicas de cada zona y promocionar el uso de los alimentos locales.

Son un movimiento que trata de poner en evidencia las bondades de una buena alimentación y buscan productos que han de ser limpios, justos y sabrosos. Ya están presentes en 150 países y cuentan 100.000 socios que se reúnen por grupos de proximidad para actuar localmente.

Así, ayer se presentaron los siete cocineros que defenderán estos valores, más de la mitad mujeres, algo extraño en los fogones profesionales y que destacaron desde la agrupación.

Se trata de Viri Fernández del Llar de Viri, en Candamo, Ramón Celorio de Los Arcos en Cangas de Onís y Lluis Nel Estrada de la Sidrería Tierrastur de Colloto, que ya estaban en el programa el año pasado. Se incorporan en este 2012 Ivonne Corral de Casa Telva en Siero, María Busta de Casa Eutimio en Lastres, Joaquina Rodríguez de Casa Chema de Puerto, Oviedo y Koldo Miranda del restaurante que lleva su nombre, en Avilés.

Sumarse al proyecto supone la obligación de utilizar en una proporción determinada los alimentos incluidos en la lista de Baluartes y el Arca del Gusto, como son la faba fresca, la sidra seleccionada, la escanda o la oveya xalda, además de aquellos que se generan en las inmediaciones del lugar en el que se encuentran favoreciendo la creación de un tejido productivo y la cocina de temporada.

“Se trata de una responsabilidad para con el cliente a través de la carta. Es importante esta labor de promoción y educación”, explicó Lluis Nel Estada.

 

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...